Carl Sagan: La comunicación entre delfines / Divulgación científica / Los dragones del Edén

Archivo:Dolphins gesture language.jpg
Manada de delfines en el Mar Rojo.
Imagen tomada de: Wikipedia

Puede que las dificultades que tenemos para comprender o establecer comunicación con otros animales deriven de nuestra reticencia en asimilar otras formas menos familiares de relación con el medio.

Dosiero:Delfinekko.gif
Animación de la eco-localización de un delfín.

► Imagen tomada de: Wikipedia

Por ejemplo: los delfines y los cetáceos, que detectan el entorno mediante un sistema muy perfeccionado de rastreo por eco semejante al sonar, también se comunican entre sí mediante una amplia y perfeccionada serie de chasquidos que hasta el momento no han podido ser interpretados.

File:NMMP dolphin with locator.jpeg
Delfín mular del programa de mamíferos marinos de la marina de Estados Unidos con un localizador.

► Imagen tomada de: Wikipedia

Una moderna y brillante teoría, a la sazón en fase de investigación, asegura que la comunicación entre dos delfines supone una recreación de las características de reflexión tipo sonar de los objetos descritos.

Desde este ángulo, un delfín no alude al tiburón con una sola palabra, sino que transmite una serie de chasquidos que corresponden al espectro de reflexión auditivo que obtendría al proyectar en un tiburón las ondas acústicas según el modo de detección, semejante al sonar, propio del delfín.

Según esta apreciación, la forma básica de comunicación entre dos delfines vendría a ser una especie de onomatopeya aural, un esbozo de imágenes en frecuencia audio, en el caso que nos ocupa esbozos o caricaturas de tiburón.

File:Flipper Luke Halpin 1963.jpg
Luke Halpin con uno de los intérpretes de delfines en la película de 1963, Flipper.

► Imagen tomada de: Wikipedia

No es difícil imaginar la amplitud de tal lenguaje trasladándolo de las ideas concretas a las abstractas, y mediante el uso de una especie de jeroglífico auditivo, en uno y otro caso análogos al surgimiento del lenguaje escrito en Egipto y Mesopotamia.

En dicho supuesto, los delfines estarían en condiciones de crear extraordinarias imágenes audio nacidas de la imaginación más que de sus experiencias.
Carl Sagan
Los dragones del Edén
(Premio Pulitzer 1976)

Índice