Sexo: Una palpable devoción por intercambiar segmentos de ADN / Carl Sagan y Ann Druyan

[Parejadejaguares.jpg]

Una pareja de jaguares.

Imagen tomada de: «El reino de los animales», de Arthur Berger y Josef Schmid (1953)

.

Los organismos han sido seleccionados para que se dediquen al sexo; los que lo encuentran aburrido pronto se extinguen. Y esto no es sólo cierto en relación a los microbios de hace dos mil millones de años. También los humanos conservamos hoy en día una palpable devoción por intercambiar segmentos de ADN.

Carl Sagan

Cosmos

Hace mil millones de años se cerró un trato: los placeres del sexo a cambio de la pérdida de la inmortalidad personal. Sexo y muerte: no es posible lo primero sin lo segundo. Los tratos que impone la naturaleza son duros.

Carl Sagan y Ann Druyan

Sombras de antepasados olvidados

► Gigantio: Carl Sagan