Año 9 / Batalla del bosque de Teutoburgo: tribus germanas lideradas por Arminio se enfrentan a legiones romanas comandadas por Publio Quintilio Varo

File:Otto Albert Koch Varusschlacht 1909.jpg

En la Batalla del bosque de Teutoburgo se enfrentaron tribus germanas (queruscos, marsios, chatti y brúcteros) contra legiones del Imperio romano comandadas por Publio Quintilio Varo.

(El choque entre los ejércitos romanos y germanos en la representación pictórica de Albert Otto Koch.Varo Batalla, 1909.)

► Imagen tomada de: Wikipedia.

Archivo:Blick-über-den-Teutoburger-Wald2.JPG

El bosque de Teutoburgo visto desde el Hermannsdenkmal.

► Imagen tomada de: Wikipedia

La Batalla del bosque de Teutoburgo, también llamada Batalla de la selva de Teutoburgo o Desastre de Varo, fue un enfrentamiento armado que tuvo lugar en una zona montañosa cerca de la ciudad alemana de Osnabrück, en Baja Sajonia, en el otoño del año 9, entre una alianza de pueblos germanos encabezada por los queruscos y su caudillo Arminio, y un ejército romano comandado por Publio Quintilio Varo, gobernador de la provincia de Germania Magna, que entonces se extendía hasta el Elba.

Archivo:Teutoburgo jpg.jpg

Batalla del bosque de Teutoburgo: Diagrama de la emboscada.

El historiador romano Dión Casio señaló los dichos de un jefe germano que había participado en otra rebelión: «Vosotros los romanos os buscáis los problemas solos. No enviáis perros y pastores para vigilar vuestros rebaños, sino que colocáis lobos hambrientos».

► Imagen tomada de: Wikipedia

Archivo:Gehrts Armin verabschiedet sich von Thusnelda 1884.jpg

Arminio o Hermann fue un caudillo querusco, germano de nacimiento, pero ciudadano romano. En septiembre del año 9 d. C. aniquiló al ejército romano de Publio Quintilio Varo en la batalla del bosque de Teutoburgo.

► Imagen tomada de: Wikipedia

Ante las intenciones de Varo de romanizar a los germanos, Arminio reunió un ejército cuyos efectivos se desconocen. Mediante engaños, Arminio logró que los romanos se dirigieran al bosque de Teutoburgo, una zona de complicada orografía, ideal para una emboscada, en la que permanecían apostados los queruscos. Varo, que dirigía unas fuerzas integradas por tres legiones romanas (la Legión XVII, la XVIII y la XIX), seis cohortes auxiliares y tres alas de caballería, cayó en la trampa. El resultado final fue una catastrófica derrota de los romanos y el suicidio de Varo.

Archivo:Germania 7-9 Varo jpg.JPG

Germania Transrenana en los tiempos de Varo, con la ruta del ejército romano y el lugar de la emboscada señaladas en rojo.

► Imagen tomada de: Wikipedia


Tras esta derrota, la frontera del Imperio romano se fijó definitivamente en el Rin y los emperadores renunciaron a conquistar lo que luego se dio en denominar Germania Magna o Germania Libera, a pesar de que posteriormente al desastre se produjeron otras acciones bélicas en esos territorios.

File:Hermannsweg02.jpg

El bosque de Teutoburgo, en un día nublado y lluvioso.

► Imagen tomada de: Wikipedia

Archivo:Josephusbust.jpg

Flavio Josefo (n. 37-38 – Roma, 101) fue un historiador judío, descendiente de familia de sacerdotes.

► Imagen tomada de: Wikipedia

El orden de marcha del ejército de Varo es desconocido, pero según el historiador Flavio Josefo, que describe el orden de marcha típico del ejército romano, cabe esperar que fuese el siguiente:

  • Arqueros y auxiliares, que actuaban como exploradores.
  • La vanguardia: una legión (cerca de 5.000 hombres) apoyados por 120 jinetes.
  • Pioneros o zapadores, que mejoraban el sendero y al final del día construían el campamento.
  • La primera parte del bagaje: las posesiones del general y de los oficiales.
  • El general y sus extraordinarii o guardia de corps.
  • La caballería de las siguientes dos legiones (240 jinetes).
  • La segunda parte del tren: mulas con la artillería romana.
  • Los suboficiales y los portaestandartes.
  • La fuerza principal: dos legiones (cerca de 10.000 hombres).
  • El bagaje de los soldados.
  • La retaguardia: tropa auxiliar.


Tanto Arminio como los exploradores germanos habían abandonado la formación, mientras la columna romana avanzaba muy lentamente debido a la cantidad demasiado grande de hombres, sirvientes y equipajes, y además, posiblemente iban derribando árboles y haciendo senderos y caminos sobre los pantanos, hasta que llegaron a un espeso bosque.

File:Akvy Secstievy Battle.jpg

El ejército romano de Varo cae en desorden ante el ataque sorpresivo de los germanos en el bosque de Teutoburgo.

► Imagen tomada de: Wikipedia

Según cuentan, los germanos habían empezado a cortar los troncos de los árboles a ambos lados de la marcha del ejército romano, de tal modo que aún se sostenían en pie. Terminaron de cortarlos mientras se desataba una furiosa tormenta, de tal modo que cayeron sobre las legiones romanas provocando el consiguiente desorden en sus filas. Aprovechando el brusco desconcierto, los germanos se lanzaron al ataque, lanzando primero una lluvia de dardos, y, una vez sembrada la confusión, se trabaron en un cuerpo a cuerpo que los romanos no pudieron resistir debido al desorden, (que no les había permitido formarse correctamente). Los hallazgos arqueológicos en Kalkriese parecen apoyar esta versión de Dión Casio. Según este autor latino y otras fuentes, Varo no murió ese día.

File:Hermannsschlacht (1813).jpg

La batalla del bosque de Teutoburgo, dibujo del príncipe heredero Federico Guillermo.

► Imagen tomada de: Wikipedia

Tras el primer asalto (que, aunque fue una gran sorpresa para los romanos, no pudo ser de la contundencia necesaria para vencer a tres legiones compuestas de profesionales que no podían ser derrotados de un solo golpe, ni siquiera cuando estaban siendo atacados en terreno difícil) las legiones intentaron reagruparse y se las arreglaron para salir a terreno despejado. Pero en cuanto penetraron de nuevo en los densos bosques que les rodeaban, los germanos volvieron al ataque. El pesado equipo de las legiones (el scutum, la espada, la lorica, etc.) era muy apropiado para los enfrentamientos en terrenos despejados, pero en lugares como Teutoburgo no eran más que impedimentos. Los germanos, en cambio, ligeramente armados, tenían una movilidad mayor que les permitía atacar y alejarse rápidamente antes de sufrir grandes bajas.

Archivo: Varus01.jpg

La muralla reconstruida en el campo de la Batalla del bosque de Teutoburgo en Kalkriese.

► Imagen tomada de: Wikipedia
Ante esta incontrolable situación, el jefe de la caballería romana, Numonio Vala, perdió el control de sus nervios y huyó a la cabeza de su regimiento con la esperanza de alcanzar el Rin, pero tanto él como su destacamento fueron alcanzados y aniquilados. Varo fue herido. Consciente de lo que le harían los germanos si lo capturaban con vida, se quitó la vida. Algunos miembros de su Estado Mayor siguieron su ejemplo. Los dos legados que quedaron al mando no sobrevivieron mucho tiempo: uno de ellos, Lucio Egio, se arriesgó a ofrecer una capitulación, que se convirtió en matanza, y el otro, llamado Cejonio, cayó luchando cuando los queruscos entraron al asalto de su campamento, que había formado con carros de la impedimenta. Eufóricos, triunfantes, los germanos quemaron el cadáver de Varo, le cortaron la cabeza y se la enviaron a Augusto en Roma, donde a pesar de todo, fue enterrada con honores en el panteón familiar.

File:Hermann warrior.jpg

Batalla del bosque de Teutoburgo: La victoria germana significó el fin de la expansión romana más allá del Rin.

► Imagen tomada de: Wikipedia


El resto de las tropas, confundidas, maltrechas, diseminadas, sin oficiales o jefes que las guiaran, intentaron una retirada que les llevó a pasar por la plaza fuerte de los germanos, en las laderas de la colina Kalkriese, lugar cercano a la actual Osnabrück. Los restos arqueológicos sugieren que hubo luchas al pie de la colina y que los legionarios siguieron a lo largo de la elevación, por lo que los guerreros germánicos debieron haber matado a muchísimos de ellos desde arriba. El registro arqueológico indica que hubo luchas en el desfiladero y que grupos dispersos de romanos fueron cazados y exterminados a lo largo de las jornadas siguientes.

Archivo: Máscara Kalkriese 1.jpg

Batalla del bosque de Teutoburgo: Máscara de un soldado romano.

► Imagen tomada de: Wikipedia

El joven oficial Casio Querea, que se haría famoso en la Historia por matar al emperador Calígula, dirigió la huida de algunos legionarios amparados por la densa oscuridad de la noche, gracias a los cuales se conoció la historia del desastre. Es imposible calcular las bajas que se produjeron en uno y otro campo. Las romanas debieron ser enormes, ya que las legiones estaban compuestas por unos 5.000 a 6.000 hombres, más las cohortes auxiliares y los civiles: la mayoría fueron muertos o capturados y ofrecidos como sacrificio, como era costumbre entre los pueblos germanos y celtas. No hay datos que nos ayuden a darnos una idea del número de bajas germanas.

Archivo: Epitafio de Marcus Caelius.JPG

El cenotafio de Marco Celio (centurión romano de la Legión XVIII) es una importante evidencia arqueológica de la Batalla del bosque de Teutoburgo.

► Imagen tomada de: Wikipedia

► Fuente: Wikipedia

► Historia de la humanidad: Siglo I

► Gigantio: Imperio romano