Esparta: Hoplitas / «Los espartanos han perdido todo interés en el arte, la música y la literatura. Hablan poco y comen con moderación» / Antigua Grecia

Hoplita
Busto de un hoplita, quizás del rey Leónidas (Museo arqueológico de Esparta).

► Imagen tomada de: Wikipedia

Esparta era una polis (ciudad estado) de la Antigua Grecia situada en la península del Peloponeso, a orillas del río Eurotas. Fue una de las polis griegas más importantes junto con Tebas y Atenas.

File:Sparta territory.jpg
Territorio espartano. Siglo X a. C. – 146 a. C.

► Imagen tomada de: Wikipedia

125

Por Carlos Alberto Arellano

Nadie va a pensar que estoy exagerando cuando digo que el entrenamiento militar de los espartanos es durísimo, más de lo que un guerrero sencillo como yo puede soportar. Para mí, quiero ser honesto en este punto, no ha sido nada fácil acostumbrarme a usar un escudo tan pesado, señores ¡cómo pesa ese escudo, la madre que lo parió! Durante las primeras semanas me atormentaron unos dolores insoportables en los músculos del pecho y los brazos. Me costaba conciliar el sueño, en parte porque soñaba, noche tras noche, que una jauría de lobos me perseguía y me alcanzaba y se comía mis brazos, no dejaban más que los huesos y algunos miserables colgajos de piel. Los espartanos se reían de mí al ver, en esos días, que a duras penas podía levantar mi escudo, pero uno, viendo mi rostro contraído de dolor, se compadeció de mi angustia y me alentó a seguir adelante. Ahora estoy mejor, casi me siento un hoplita espartano hecho y derecho. Los espartanos dedican casi todo su tiempo al entrenamiento militar. Hablan poco (¡cómo extraño las charlas con los compañeros!) y comen con moderación (dicho sea de paso: la cocina espartana deja mucho que desear, ya hablaré de eso en otro momento). Han perdido todo interés en el arte, la música y la literatura. En estos tiempos (pasada ya la Segunda Guerra Mesenia) no hacen mucho más que entrenar, comer y dormir en los cuarteles.


Índice