Antropófagos / «Yo huía a través de la galaxia. La galaxia era antigua, elíptica, monumental» / Ciencia ficción

Yo huía a través de la galaxia.

136

Ilustración y texto
de Carlos Alberto Arellano

Yo (que lo había perdido todo, absolutamente todo, hasta las ganas de seguir viviendo), huía llorando a través de la galaxia. La galaxia era antigua, elíptica, monumental. A pesar de su monstruoso tamaño, no sabía dónde o cómo esconderme. Una vez pasé con mi nave, con mi pequeña y querida nave (lo único que quedaba de un pasado convertido en un sucio y humeante montón de cenizas), por lo que parecían inmensos tentáculos de pulpo o calamar. Era (más tarde lo supe) una de las cientos de miles de estaciones espaciales de los chanchos colorados. Pensé en pedir ayuda, asilo o compañía. Qué bueno que no detuve mi marcha. Qué bueno que seguí adelante, sin saber muy bien por qué. A los chanchos colorados les hubiera encantado devorar vivo, a dentelladas, con sus pequeños y afilados dientes, a un joven e indefenso humano como yo.


Índice