John Dillinger / Me seguí arrastrando, embarrado hasta las orejas en mi propia sangre y en la de Dillinger / Asaltante de bancos estadounidense / II

John_Dillinger_fue_herido_de_muerte_por_la_espalda

John Dillinger fue herido de muerte por la espalda. –Ancho.

Ilustración de Carlos Alberto Arellano

.

Solo y mi alma

Por Carlos Alberto Arellano

93

Me seguí arrastrando, embarrado hasta las orejas en mi propia sangre y en la de Dillinger. Luego me puse de pie, y corrí como una liebre enloquecida hasta que mis pulmones dijeron basta. Entonces di dos o tres pasos temblorosos y caí como un tomate maduro sobre un piso de baldosas blancas. Antes de que los polizontes se dieran cuenta de mi huida y mientras se entretenían contando los agujeros que le habían abierto a Dillinger en el ojo y en la espalda, unos cuantos curiosos (incluyendo a un niño que tenía un chupetín en la boca) se agolparon a mi alrededor. Una vieja sin dientes, con la cabeza brotada de ruleros, dijo con voz ronca: «¡Que se muera este hijo de perra amigo de Dillinger!». «¡¡¡Que se muera!!! ¡¡¡Que se muera!!!», repitieron los otros. Antes de que empezara la golpiza, el niño me pegó en la frente el chupetín que chorreaba saliva.

.

► Solo y mi alma: Índice

► Maqui duende: Mis ilustraciones

► Gigantia: Blogs de arte

► Gigantia: Blogs de cómic

► Gigantia: Directorio de blogs