Stephen King y Stanley Kubrick: «El resplandor» («The Shining») / Lo que Danny encontró en la habitación 217

El_resplandor_habitación_217

El resplandor: Lo que Danny encontró en la habitación 217.

Ilustración de Carlos Alberto Arellano.

.

Solo y mi alma

Por Carlos Alberto Arellano

97

Cuando leí El resplandor, la novela de Stephen King, pude ver las diferencias que había con la película de Stanley Kubrick. En la película, vemos que Danny entra en la habitación 217, la habitación en donde sabía que no debía entrar. Luego la escena cambia y no sabemos qué pasó allí. Cuando Danny aparece de nuevo, ya está fuera de la habitación. Lo vemos conmocionado, paralizado, incapaz de responder las preguntas de su madre, Wendy, que está histérica. En la novela, Stephen King va mucho más allá. Nos cuenta, con lujo de detalles y pluma maestra, todo lo que Danny va encontrando en el interior de la habitación 217. Lo vemos encender la luz. Lo vemos avanzar por el dormitorio. Lo vemos ingresar con pasos lentos en el baño. Vemos cómo corre la cortina de la ducha. Y al fin vemos, para nuestro horror y el suyo, lo que hay en el interior de la bañera.

► Solo y mi alma: Índice

► Maqui duende: Mis ilustraciones

► Gigantia: Blogs de horror

► Gigantia: Blogs de literatura

► Gigantia: Directorio de blogs