Murió Ray Bradbury (1920–2012) / Escritor de fantasía, terror y ciencia ficción estadounidense / Gran Maestro por la Asociación de Escritores de Ciencia Ficción de América

File:Ray Bradbury 2009.jpg
Ray Bradbury en diciembre de 2009.
Escritor de fantasía, terror y ciencia ficción estadounidense.
► Imagen tomada de: Wikipedia
.
Solo y mi alma
Por Carlos Alberto Arellano
110
Nunca voy a entender por qué no le dieron el Premio Nobel de Literatura a un escritor tan extraordinario como Ray Bradbury. Supongo que los humanos que lo otorgan no han leído cuentos y novelas de fantasía, terror y ciencia ficción.

File:Jorge Luis Borges 1951, by Grete Stern.jpg
Jorge Luis Borges (Buenos Aires, 1899 – Ginebra, 1986).
Escritor argentino.
(Autora de la foto: Grete Stern)
► Imagen tomada de: Wikipedia
¿Leyeron el prólogo que Jorge Luis Borges escribió para Crónicas marcianas?:
(…) «¿Qué ha hecho este hombre de Illinois, me pregunto, al cerrar las páginas de su libro, para que episodios de la conquista de otro planeta me llenen de terror y de soledad?»
«¿Cómo pueden tocarme estás fantasías, y de una manera tan íntima?»
(…) «En este libro de apariencia fantasmagórica, Bradbury ha puesto sus largos domingos vacíos, su tedio americano, su soledad, como los puso Sinclair Lewis en Main Street
Jorge Luis Borges
File:Isaac.Asimov01.jpg
Isaac Asimov (Petróvichi, 1920 – Nueva York, 1992).
Escritor y bioquímico estadounidense.
► Imagen tomada de: Wikipedia
«Pasó a la órbita de Hollywood y escribió libretos como el de Moby Dick. Escribió novelas nostálgicas «normales», como Vino de Diente de León. Escribió poesía y piezas de teatro. Pero, a pesar de todo, lo mejor de Bradbury fueron siempre sus primeras obras de ciencia ficción, en especial Crónicas marcianas. Si todo lo que él produjo desapareciera, esta recopilación bastaría para darle un lugar importante en la historia de la ciencia ficción».
Isaac Asimov
Sobre la ciencia ficción
Carl_Sagan_Ciencia_ficción
Carl  Sagan (Nueva York, 1934Seattle, 1996).
Astrónomo, astrofísico, cosmólogo, escritor y divulgador científico estadounidense.
(Ilustración de Carlos Alberto Arellano)
«Pocas novelas de ciencia ficción combinan tan extraordinariamente bien una profunda sensibilidad humana con un tema habitual de esta especialidad. Pienso, por ejemplo, en Rogue Moon de Algis Budrys, y en muchas de las obras de Ray Bradbury y Theodore Sturgeon.»
Carl Sagan
Ciencia ficción: un punto de vista personal
Ray_Bradbury
Ray Bradbury
Ilustración de Carlos Alberto Arellano
Durante muchos años oí hablar muy bien de Crónicas marcianas. Al fin compré el libro y lo leí. Y era tal como decían. Una verdadera maravilla, una joya de la literatura.
Entre los libros de Bradbury que más me gustaron, además de Crónicas marcianas, recuerdo ahora Fueiserá, Más rápido que la vista, El hombre ilustrado, Remedio para melancólicos, Fantasmas de lo nuevo y Las maquinarias de la alegría.
De Crónicas marcianas, el cuento que más me gusta es «Los pueblos silenciosos»:
«A orillas del seco mar marciano se alzaba un pueblo blanco, silencioso y desierto. No había nadie en las calles. Unas luces solitarias brillaban todo el día en los edificios. Las puertas de las tiendas estaban abiertas de par en par, como si la gente hubiera salido rápidamente sin cerrar con llave. Las revistas traídas de la Tierra hacía ya un mes en el cohete plateado se ennegrecían, agitándose, intactas, en los kioscos callejeros».
De El hombre ilustrado, el que más me gusta es «La lluvia»:
«La lluvia continuaba. Era una lluvia dura, una lluvia constante, una lluvia minuciosa y opresiva. Era un chisporroteo, una catarata, un latigazo en los ojos, una resaca en los tobillos. Era una lluvia que ahogaba todas las lluvias, y hasta el recuerdo de las otras lluvias. Caí a golpes, en toneladas, entraba como hachazos en la selva y seccionaba los árboles y cortaba las hierbas y horadaba los suelos y deshacía las zarzas. Encogía las manos de los hombres hasta convertirlas en arrugadas manos de mono. Era una lluvia sólida y vidriosa, y no dejaba de caer.»
De Remedio para melancólicos, el que más me gusta es «El maravilloso traje de helado de crema»:
«Era un crepúsculo de estío en la ciudad, y a la entrada del silencioso salón de billar tres jóvenes mexicanos aspiraban el aire tibio y observaban el mundo. A ratos hablaban y a ratos no decían nada, y miraban pasar los automóviles que se deslizaban como panteras negras por el asfalto caliente, o los troleys que llegaban como una tormenta, sembrando rayos, y se perdían en silencio».
Murió_Ray_Bradbury
Ray Bradbury (1920–2012)
► Imagen tomada de: Wikipedia
Allá por mi decimotercera o decimocuarta Navidad, mi familia logró arruinarme el día. ¿Cómo? Regalándome suéteres, medias, camisas y varias corbatas con las que quise ahorcarme al cabo de ese espantoso y aburrido día de diciembre.
«¡No vuelvan a hacerme esto!», grité. «Lo que quiero son juguetes. ¡Juguetes! ¿Entendieron?»
Desde entonces, mis gritos no cesaron en cada Navidad. Tuve que enseñarles a mi esposa y cuatro hijas y a todos mis amigos que para mi cumpleaños o para Navidad tenían que ir de compras sólo a las jugueterías Toys-R-U o FAO Schwartz. Mi taller del sótano y mi estudio están abarrotados de juegos de magia, robots, máscaras, dinosaurios y... ¡lagartijas saltarinas!, además de un muñeco de más dos metros de altura que antes vivía en la vidriera del Rocky and Bullwinkle Emporium, en Sunset Boulevard.
Ray Bradbury
Fueiserá
Ray_Bradbury_Crónicas_marcianas_Entrada_41
Sinus y Nostomo ingresando en la Biblioteca Universal.
Ilustración de Carlos Alberto Arellano
.
Por Carlos Alberto Arellano
Isaac Asimov escribió que Crónicas marcianas, un libro de cuentos de Ray Bradbury sobre los intentos de los humanos por colonizar Marte, era «una fiesta de inocencia pueblerina y nostalgia en un marco futurista». Jorge Luis Borges sintió que Bradbury había puesto en ese libro «sus largos domingos vacíos, su tedio americano, su soledad». En «El verano del cohete», el primer cuento de Crónicas marcianas, Bradbury nos habla de un cohete que está a punto de despegar en el invierno de Ohio. El cohete despide una ola de calor enorme y amistosa. Y entonces, en el pueblo del cuento, el hielo se derrite, se abren las puertas y las ventanas, las mujeres y los niños se quitan los abrigos, y todo el mundo sale a la calle a mirar los cielos.
Ada, capitana del Sinus
Ray_Bradbury_La_mujer_ilustrada_Ilustración_de_Carlos_Alberto_Arellano
Ray Bradbury: «La mujer ilustrada».
Ilustración de Carlos Alberto Arellano
La_mujer_ilustrada_Ray_Bradbury_ilustración_de_Carlos_Alberto_Arellano
«La mujer ilustrada», de Ray Bradbury, es uno de los cuentos que forman parte de Las maquinarias de la alegría.
Ilustración de Carlos Alberto Arellano
.
Por Carlos Alberto Arellano
En «La mujer ilustrada», un cuento de Ray Bradbury, Emma Fleet, una mujer que pesa algo más de 200 kilos, va a ver al doctor George C. George. La mujer tiene una muy interesante historia para contarle. Se trata de su marido, Willy Fleet, el Hombre Que Adivinaba el Peso. Emma quiere contarle de cómo Willy y ella se conocieron, de cómo vio a Willy el día en que fue con sus amigas a la feria ambulante en el Día del Trabajo, de cómo, hacia el final de la tarde, Willy se quedó mirándola, y luego la llamó, y luego dio vueltas a su alrededor, de cómo le preguntó si podía adivinarle el peso, de cómo Willy Fleet se veía afiebrado y excitado. Y éste es sólo el comienzo de la historia que Emma Fleet tiene para contarle al doctor George C. George.
Ray_Bradbury_Crónicas_marcianas_El_contribuyente
¡Pobrecito el contribuyente! –Luciana
Ilustración de Carlos Alberto Arellano
.
Por Carlos Alberto Arellano
Acabo de leer (una vez más) el capítulo de Crónicas marcianas, de Ray Bradbury, que lleva por titulo «El contribuyente». ¡Pobrecito el contribuyente! ¡Jajaja! ¡Qué pena me da! Les cuento: Resulta que el pobre hombre quiere ir a Marte, como tantos otros en esas crónicas. Ya no desea vivir en la Tierra. Sabe (o sospecha) que en pocos años habrá una guerra atómica que dejará a la Tierra convertida en cenizas. (No se alarmen, es sólo una historia inventada por Ray). El contribuyente se encuentra en la plataforma de lanzamiento, del otro lado de una alambrada, pidiendo a gritos que lo dejen subir a un cohete. Pero los encargados de la seguridad se ríen de él. Al fin, cansados de sus gritos, lo introducen por la fuerza en una patrulla. Mientras se alejan, el contribuyente, con la nariz pegada contra el vidrio de la ventanilla trasera, mira con tristeza al cohete que se va, que se va y que se va… ¡Mejor así! Ahora regresará a casa. Su señora lo está esperando. Sí, tengo unas cuantas cosas para decirle.
Luciana
Grandmother_-_Albert_Anker
Abuela, pintura de Albert Samuel Anker.
Albert Samuel Anker (1831 – 1910).
Pintor e ilustrador suizo que ha sido llamado «el pintor nacional» de Suiza por sus representaciones de la vida del pueblo suizo en el siglo XIX.
► Imagen tomada de: Wikipedia
Ray Bradbury escribió Adiós, abuela en 1957.
.
Por Carlos Alberto Arellano
Yo, que apenas conocí a mi abuela Soledad, estoy ahora despidiendo a la abuela de Ray Bradbury (o a la abuela que imaginó Ray Bradbury en 1957). La abuela de Ray es una de esas abuelas llenas de energía que siempre están cantando, de buen humor y muy atareadas, horneando pollos, pavos y tartas, limpiando orejas, paredes y ventanas, lavando camisas, polleras y pantalones. Pero ahora que tiene noventa años, la abuela de Ray se siente demasiado cansada para seguir bajando persianas y regando las plantas del jardín. Llegó su hora de partir. Sus nietos (me tocó ser uno de los nietos) y sus bisnietos, estamos alrededor de su lecho, despidiéndola. La abuela está muy tranquila. Nos dijo que todo está bien, que no siente más que deseos de seguir soñando un viejo sueño, un sueño que hace mucho que no sueña.
.

Obras de Ray Bradbury

Recopilaciones de relatos
  • Crónicas marcianas (1950). The Martian Chronicles.
  • El hombre ilustrado (1951). The Illustrated Man.
  • Las doradas manzanas del sol (1953). The Golden Apples of the Sun.
  • El país de octubre (1955). The october Country.
  • Icarus Montgolfier Wright (1956)
  • Remedio para melancólicos (1960)
  • Las maquinarias de la alegría (1964). The Machyneries of Joy
  • Fantasmas de lo nuevo (1969). I Sing the Body Electric.
  • Mucho después de medianoche (1974, 1975). Long After Midnight
  • Cuentos de dinosaurios (1983)
  • Memoria de crímenes (1984). A Memory of Murder.
  • El convector Toynbee (1988), también traducido al español como En el expreso, al Norte.
  • La bruja de abril y otros cuentos (1994)
  • Más rápido que la vista (1996)
  • A Ciegas (1997). Driving Blind, traducido al español también como Conduciendo a ciegas.
  • De la ceniza volverás (2001)
  • Algo más en el equipaje (2003)
  • El signo del gato (2005)
Novelas
  • Fahrenheit 451 (1953)
  • El vino del estío (1957). Dandelion Wine.
  • La feria de las tinieblas (1962). Something Wicked this Way Comes.
  • El árbol de las brujas (1972). The Halloween Tree.
  • La muerte es un asunto solitario (1985). Death is a Lonely Business.
  • Cementerio para lunáticos (1990). A Graveyard for lunatics.
  • El ruido de un Trueno (1990)
  • Sombras verdes, ballena blanca (1992). Green Shadows, White Whale.
  • Matemos todos a Constance (2004). Let´s All Kill Constance
  • El verano de la despedida (2006)
  • Ahora y siempre (2009). Now and Forever.
Teatro
  • El maravilloso traje de color vainilla (1972). The Wonderful Ice Cream Suit.
  • Columna de fuego y otras obras para hoy, mañana y después de mañana (1975). Pillar of Fire and Other Plays.
No ficción
  • Ayermañana. Respuestas evidentes a futuros imposibles (1991). Yestermorrow. Obvious Answers To Impossibles Futures.
  • Zen en el arte de escribir (2002). Zen in the Art of Writing.
  • Bradbury habla (2008)

Adaptaciones cinematográficas y televisivas

  • Fahrenheit 451 (François Truffaut, 1966), con Julie Christie y Oskar Werner.
  • El hombre ilustrado (Jack Smight, 1969), con Rod Steiger.
  • Crónicas marcianas, (Michael Anderson, 1980), con Rock Hudson, Gayle Hunnicutt y Fritz Weaver.
  • El carnaval de las tinieblas (Something Wicked This Way Comes, Jack Clayton, 1983), Disney, guion de Ray Bradbury.
  • The Ray Bradbury Theater, serie de televisión, 65 episodios, 1985-1986 y 1988-1992.
  • El sonido del trueno (Peter Hyams, 2005), Warner Bros., con Edward Burns, Ben Kingsley y Catherine McCormack.

Premios Obtenidos

  • 1954: Premio Benjamin Franklin que reconoce la excelencia en la publicación independiente
  • 1968: Premio ASWA al mejor artículo referido al espacio en una revista americana en 1967 por An Impatient Gulliver Above Our Roots
  • 1970: Salón de la Fama de la ciencia ficción por el relato La tercera expedición, del libro Crónicas Marcianas
  • 1971: Premio Seiun de cuento por The Poems
  • 1972: Premio Seiun de cuento por The Blue Bottle
  • 1973: Premio Seiun de cuento por The Black Ferris
  • 1977:
    • Premio Mundial de Fantasía: por una vida de logros
    • Encuesta Locus: Décimo cuarto en el ranking de mejores autores de todos los tiempos
  • 1979: Premio Balrog en la categoría de Poesía
  • 1980: Premio Gandalf de Fantasía
  • 1983: Premio Saturn al mejor guión por El carnaval de las tinieblas
  • 1984
    • Prometheus Hall of Fame de la Sociedad Libertaria Futurista por Fahrenheit 451
    • Premio Jules Verne
    • Premio Valentine Davies de la Writers Guild of America por su trabajo como guionista en cine
  • 1988: Nombrado Gran Maestro por la Asociación de Escritores de Ciencia Ficción de América (SFWA)
  • 1989: Premio Bram Stoker en tres categorías (Mejor obra de ficción, Mejor historia corta y Reconocimiento por toda una vida de trabajo)
  • 1993: CableACE a la mejor serie dramática por The Ray Bradbury Theater
  • 1994: Emmy por el guion televisivo de El árbol de las brujas
  • 1998
  • Encuesta Locus, 23ª mejor novela anteriores a 1990 por Crónicas marcianas
  • Encuesta Locus, 29ª mejor novela anteriores a 1990 por Fahrenheit 451
  • Incluido en el Salón de la Fama de la ciencia ficción
  • 1999: George Pal Memorial de la Academia de Cine de Ciencia Ficción, Fantasía y Terror
  • 2003: Premio Bram Stoker a la mejor antología por One More for the Road
  • 2004: Premio Retro Hugo a la mejor novela de 1953 por Fahrenheit 451
  • 2006: Premio Reino de Redonda que distingue la obra de autores no españoles
  • 2007: Mención especial al Premio Pulitzer por su “distinguida, prolífica y profundamente influyente carrera como un incomparable autor de ciencia ficción y fantasía”
Finalista
  • 1976: Premio Mundial de Fantasía a los logros de una vida
  • 1977: Premio Mundial de Fantasía a la mejor antología por Long After Midnight
  • 1989
    • Premio Bram Stoker de mejor historia corta por The Young Thing at the Top of the Stairs
    • Premio Bram Stoker de mejor antología por El Convector Toynbee
  • 1998: Premio de la British Fantasy Society a la mejor antología por Driving Blind
  • 1998: Premio Mundial de Fantasía a la mejor antología por Driving Blind
  • 2002
    • Premio Mundial de Fantasía a la mejor novela por From the Dust Returned: A Family Remembrance
    • Premio Bram Stoker a la mejor novela por From the Dust Returned: A Family Remembrance
  • 1963: Óscar por su película animada Icarus Montgolfier Wright
Otros reconocimientos
  • Cráter lunar con el nombre de "Cráter Dandelion" en honor al libro "Dandelion Wine" (en español, El vino del estío)
  • Un asteroide lleva su nombre, el Bradbury 9766.
  • Una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood.
  • Premio Internacional de ciencia ficción Clarke-Bradbury
  • Premio Bradbury de guion para representación dramática otorgado por la Asociación de Escritores de Ciencia Ficción de América (SFWA)
  • Un cuento suyo es recordado por El Profesor, papel de Héctor Alterio en la película El último tren (Corazón de fuego), de 2002.