Jane Goodall: «A pesar de lo preocupada que estaba, mi madre no me regañó» / Calor de hogar

File:Jane Goodall at TEDGlobal 2007-cropped.jpg

Jane Goodall en Tanzania, en 2007.

Jane Goodall, naturalista y primatóloga inglesa, nacida en 1934, que ha dedicado su vida al estudio del comportamiento de los chimpancés en África.

► Imagen tomada de: Wikipedia

En Gracias a la vida, Jane Goodall cuenta una historia de cuando tenía cuatro años. Jane sintió curiosidad por saber cómo ponían huevos las gallinas. ¿Dónde tenían las gallinas un agujero lo suficientemente grande para que saliera el huevo?

Así que se fue hasta un gallinero y se quedó quieta, en completo silencio, esperando que apareciera una gallina. Tras mucho esperar, al fin pudo ver cómo un huevo salía de entre las patas de una gallina. Feliz, emocionada, Jane volvió corriendo a la casa. Para entonces, ya casi era de noche, y toda la familia estaba muy preocupada buscándola, incluso habían llamado a la policía.

Y aquí viene lo interesante. Cuando su madre, Vanne, la vio aparecer corriendo, tan feliz, tan entusiasmada, a pesar de lo angustiada que estaba, no la regañó.

En lugar de eso, se sentó a escuchar la historia de la gallina que había puesto un huevo, el milagroso momento en que el huevo salió de entre las plumas que tenía alrededor de sus patas.

«Tuve una madre lo suficientemente sabia» –dice Jane Goodall– «como para alimentar y estimular mi amor por las cosas vivas y mi pasión por el conocimiento»

.

► Gigantio: Primatólogos

► Gigantio: Calor de hogar