Yo, robot / «Aún no tenemos un Sonny, ni un Andrew ni una Robotina, pero podemos caminar, correr, bailar, subir escaleras, tostar pan y servir café» / Inteligencia artificial

Android 207, una película de Paul Whittington.

63

Por Carlos Alberto Arellano

Claro que no podemos compararnos con los robots que ha parido la ciencia ficción. Aún no tenemos un Sonny (el robot de Yo, robot, película de Alex Proyas basada en las historias de Isaac Asimov), tampoco un Andrew (el robot de El hombre bicentenario, película de Chris Columbus basada también en un famoso cuento de  Asimov), ni siquiera una Robotina (la robot sirvienta de Los Supersónicos). No tenemos conciencia y nuestra inteligencia, a principios del siglo XXI, no va mucho más allá de la de un insecto. Pero ya podemos caminar, correr, bailar, subir escaleras, tostar pan y servir café. Yo creo que no falta mucho para que seamos capaces de hacer tareas tan complejas como cocinar o cuidar a los hijos y a los padres ancianos de nuestros amos.


Índice