ESPARTA / «Las reglas espartanas eran luchar duramente, cumplir las órdenes sin discutir y morir antes que retirarse o rendirse…»

Hoplitas
Recreación de una formación hoplita

Isaac Asimov
Bioquímico, divulgador científico y escritor prolífico estadounidense (Petróvichi, Rusia, 1920 - Nueva York, Estados Unidos, 1992)

El modo espartano de vida

«Las guerras mesenias también costaron un alto precio a Esparta. Medio siglo de guerra tan duramente librado enraizó profundamente la vida militar en la conciencia espartana. Pensaban que jamás debían descuidarse, sobre todo habiendo tan pocos espartanos y tantos ilotas. Sin duda, si los espartanos se descuidaban, aun ligeramente, los ilotas se rebelarían.»

«Además, las guerras mesenias hicieron surgir la figura del hoplita. El entrenamiento militar debía ser particularmente duro para habituar al soldado a usar una armadura pesada y blandir armas pesadas. El combate no era tarea para debiluchos, tal como lo practicaban los espartanos.»

«Por esta razón, los espartanos dedicaban su vida a las cosas de la guerra. Los niños espartanos eran examinados al nacer, para ver si eran físicamente sanos. Si no lo eran, se los abandonaba y se los dejaba morir. A los siete años se los apartaba de sus madres y se los criaba en cuarteles.»

«Se les enseñaba a soportar el frío y el hambre, no se les permitía usar ropas finas ni comer alimentos delicados, se les entrenaba en todas las artes marciales y aprendían a sobrellevar el cansancio y el dolor sin quejarse.»

«Las reglas espartanas eran luchar duramente, cumplir las órdenes sin discutir y morir antes que retirarse o rendirse. Para huir, un soldado tenía que arrojar su pesado escudo, pues de lo contrario solo podía avanzar lentamente; si moría era llevado a su hogar con honra sobre su escudo. Por ello, las madres espartanas debían enseñar a sus hijos a volver de la guerra con sus escudos o sobre ellos

Isaac Asimov, Los griegos